Mango

Rico en ácidos grasos esenciales y necesarios para restaurar el tono de la piel, elasticidad y flexibilidad. Es un gran hidratante para todo tipo de piel, pero especialmente para la piel madura, seca o dañada por el sol. El mango ayuda a aliviar la sequedad producida por dermatitis y psoriasis

Baya de Açaí

El antioxidante de la baya del açaí ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel mediante la eliminación de los radicales libres y reduce las arrugas. También ayuda a estimular la regeneración natural de las células de la piel.

Aloe

Se puede utilizar para el tratamiento de diversas enfermedades de la piel como el dermatitis, psoriasis y también para estimular la regeneración de las celulas. Las diversas enzimas del aloe reducen la picazón, hinchazón e inflamación. El Aloe acelera el proceso de recuperacion de la piel.

Almendra

Llena de vitaminas y minerales, es buena para todo tipo de piel, especialmente la piel seca y madura. Se absorbe rápidamente en la piel y ayuda a reparar la piel seca y agrietada. La piel recupera rápidamente un tacto sedoso y sano.

Bayas de Goji

Suaviza la piel gracias a su alto poder humectante, ayudando a recuperar la piel con su alta concentración de vitaminas y minerales.

Uva

Aceite ligero que se absorbe fácilmente en la piel sin dejar una sensación grasa. Es muy rico en a Omega6, un ácido graso muy hidratante e importante para la piel y sus membranas celulares.

Jojoba

Tiene increíbles propiedades emolientes y lubricantes que contienen anti-inflamatorios, reconstituyente, anti-arrugas y suavizantes para beneficios de la piel.

Papaya

Mejora la calidad y apariencia de la piel, eliminando las células muertas de la piel y reduce la descamación de la piel con su enzima papaína natural. Las propiedades antioxidantes de la vitamina A protegen la piel contra foto envejecimiento fortificando cada célula contra el daño por la exposición a los radicales libres.

Granada

Un aceite rico y nutritivo que contiene altos niveles de antioxidantes. Ayuda a combatir los radicales libres y el envejecimiento, protegiendo e hidratando la piel seca, agrietada, piel madura e irritada. Revitaliza la piel apagada o madura, ayuda con las arrugas y mejora la elasticidad de la piel.

Cártamo

Contiene una alta cantidad de ácido linoleico, un agente hidratante natural. Es un nutriente muy importante para mantener la piel húmeda y sin escamas.

Girasol

Ayuda a hidratar, regenerar y acondicionar la piel. Fácil de absorber y puede ser utilizado en todo tipo de piel. Tiene un alto contenido en vitamina E, que es un antioxidante natural, por lo que es especialmente útil para la piel delicada, seca o madura.

Vitamina E

Nutriente esencial con potentes efectos antioxidantes en la piel que ayuda a retrasar el envejecimiento celular.